sábado, marzo 20, 2010

Hace una semana la 39

No encuentro la manera indicada para empezar con esta entrada. Como les había comentado estaba un poco preocupada porque no se veían señales de que el bebé fuera a nacer pronto y que probablemente se iba a pasar de la semana 40. Tuve la última cita con la matrona, quien me calmó y me dijo, no te preocupes que aunque pase un poco nada malo va a pasar. Aunque en realidad sí estaba bastante estresada porque esa semana la sentí larguísima y lenta. Los días pasaban y todo el peso se sentía en lo más profundo del estómago. Es que es inevitable no pensar que algo malo pudiera suceder y yo sin darme cuenta. No me quedó más que tomar las cosas con calma y esperar.

Sin embargo, esa semana se vio llena de buenas noticias, las cuales hicieron que la carga se sintiera "menos pior" . Primero porque se resolvió una cuestión del subsidio que Luna recibe cada mes, y que por errores burocráticos entre Dinamarca y Suecia, hacía un año ella no recibía nada. Después, me llegó un aviso para ir a reclamar una carta. Al inicio la verdad que dije para qué voy, si no puedo ni con mi alma para caminar, ya pensándolo bien, dije, mejor sí porque quien sabe hasta cuando podré ir. Total, que no sabíamos de quién era y lo último que me pasó por la cabeza fue que podría ser una carta de Migración con la decisión acerca de la ciudadanía, por la que apliqué desde agosto del año pasado. Fue una gran sorpresa que sí era eso y la razón más poderosa de la carta recomendada fue porque venía mi pasaporte original en ella. En cuanto me dieron el sobre, lo abrí. El papel con la confirmación de haber obtenido la ciudadanía sueca después de cinco años de vivir acá. Nos llenamos de alegría al saber esta noticia. Pero esto no significa que dejo la mexicana, afortunadamente las reglas migratorias aprueban tener doble nacionalidad.

La última noticia comenzó con dolores muuuuuy intensos, cada diez minutos, el sábado 13 a las 4.50 am. Apartir de ahí ya no tuve descanso. A pesar de que tenía las contracciones no sucedía más. Era seguro que había entrado en trabajo de parto, pero tuve que esperar hasta que las contracciones fueran más seguidas para que no me regresaran a casa. Alrededor de la una de la tarde, era el momento de llamar a la clínica. Ya no aguantaba. Mi H marido llamó y explicó la situación y enseguida nos pusimos de acuerdo con mis suegros, quienes habían llegado desde Noruega a las 2 de la madrugada; y fue mi suegrito lindo y adorado el que nos llevó. Llegamos a la clínica y ya me estaban esperando. Cuando me vio la matrona dijo tajantemente, tu te quedas ya. Nos dieron el cuarto donde iba a parir. Al momento de entrar llegaron a mi mente miles de flashes del parto de Luna. A pesar de ello, sabía que era diferente. Ahora no sabíamos el sexo, y el dolor no me impidió pensar y estar emocionada. Conforme pasaban las horas, el dolor aumentaba. La matrona que me atendió fue una señora hermosa, que me dio la sensación maternal que necesitaba en ese momento, y lo digo porque se notaba la experiencia en sus facciones y la forma tan tierna con que me trató. Eso fue lo que me hizo pensar mucho en mi mamá, para así echarle muchas ganas al parto. También otra chica le ayudó y entre ambas me hicieron sentir tranquila.

Por supuesto que mi marido, Henrik, también estuvo presente y al pendiente cada segundo que pasó. Sin él no sé que hubiera hecho. Sus palabras, las porras, los cuidados que tuvo hacia mi persona, la ayuda que me ofreció, sus regaños cuando no quería dejar el gas hilarante para que estuviera despierta y concentrada en lo que sucedía. Sin él no lo hubiera podido enfrentar de la misma manera. Más razones para saber que lo amo, no se necesitan.

El momento ya se veía cerca. Cuando me iban a poner unas gotas para acelerar las contracciones, y mi H me regañaba por el uso excesivo del gas, sentí que venía y tuve que gritarles que me hicieran caso los dos. En ese instante, 5.15 pm, la personita que estuvo dentro de mí por 9 meses nació Odin (Udin) A. Escuchar su llanto me alivió el alma y cuando me mostraron que era un niño, me sentí una mujer afortunada y llena de gratitud hacia la vida.

La matrona me felicitó por el trabajo de parto; yo le di las gracias por su ayuda y en ese momento me dijo las palabras más hermosas que hicieron ese momento aun más especial. Ella me dijo en sueco:

-Tacka inte till mig, ge "gracias a la vida" (no me des las gracias, da gracias a la vida)
som den sång på spanska som säger "gracias a la vida tarararara ..." (como la canción que dice en español "gracias a ...." )

Así, la empezó a tararear y no pude evitar llorar, porque precisamente esa canción era parte de mi set de música que iba a llevar para escuchar y que al final olvidé en casa. Fue un momento muy lindo que cada que lo recuerdo sientó un nudo en la gargante y empiezo a llorar de la nada.

Odin, nació pesando 3,745 gramos y midió 50 centímetros.

¿A poco no esa semana estuvo llena de buenos acontecimientos ? :D

...y precisamente ahora mismo cumple 7 días de nacido y está durmiendo como un ángel.

13 comentarios:

Aurea dijo...

Muchas felicidades!!! Esta hermoso!!! Lo sentía que íba a ser niño. Muchas felicidades a ti y a tu familia disfrutalos mucho. Muchos besos y abrazos :D

0o_irene_o0 dijo...

que hermoso!!!!!!!!!!!!! mil felicidades querida Maga, me fascinò tu relato. En serio què buena onda, me hiciste el dìa.

un abrazote

CACHANILLA73 dijo...

Felicidades!!! por todas las bendiciones que te han llegado, por tu angelito que ya tienes en brazos, que ya veo que llego con su torta bajo el brazo. Muchas bendiciones mas....

Saludos desde Niuyor...

Lorena dijo...

Doble felicitación...la mas importante por lo de tu bebé...y la segunda, quizas no tan importante pero aún asi muy buena la de tu nueva ciudadania :-)
Un abrazo

Liv dijo...

Muchas felicidades!
Espero que te deje dormir muy pronto, y que buena onda que tus suegros andan de visita! Te mando muchos abrazos y besos al pequeño Odin.

Saludos!

BRENDA dijo...

Felicidades Maga!
Que Dios los bendiga

satrina dijo...

Muchas felicidades por todo pero sobre todo por ese bebé hermoso! Toda la salud y la felicidad del mundo para Odín y para toda tu familia!


PD:Juro que tu relato me sacó lagrimitas pero de felicidad!

Lily dijo...

MUCHAS FELICIDADES!!!!!!!!! tu bebe esta hermoso, y bueno creo que si vino con la torta bajo el brazo :)

y wow el nombre también me fascino :D

muchas bendiciones para ti, y tu familia

Millenia dijo...

Que lindura!
Ay maga que bonito lo contaste!
Mil felicidades para ti y tu familia por ese lindo bebé!
Te mando un super abrazo!
:)

martha dijo...

Bueno!!! muchisimas gracias por tomarte el tiempo y dejarnos saber de este grande acontecimiento.
Muchas felicidades por el baby esta super hermoso no cabe duda que llego con muchas bendiciones que hasta su hermanita alcanzo regalo.
Cuidate mucho y cuida a tus 2 tesoros.
Felicidades por todo y recibe un fuerte abrazo desde Los Angeles Ca.

Implicada dijo...

Gracias a la vida!!!!
qué momento tan especial!!!

nuevamente felicidades :)

alinitaxula dijo...

Felicidades guapa¡¡¡¡¡

Norma dijo...

Maga!!

Te reencuentro y tienes un bebé nuevo! muchísimas felcidades a la familia :)

No me he olvidado de ti, un beso con todo mi cariño.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails