miércoles, julio 08, 2009

Pedalbåtarna

Los botes de pedal, es una de las atracciones y actividades que se encuentran en el centro de la ciudad de Malmö. Un poco de historia:

Los canales de Malmö fueron desde un inicio parte de la
defensa de la ciudad. Situados en círculo alrededor de la misma y habían
solamente algunos puentes que unían a la ciudad con sus alrededores. A inicios
del año 1800 se cerró un contrato entre el Rey y el estado. Éste decretó
que los contratistas responsables tendrían que derribar las antiguas
fortificaciones que se encontraban alrededor de la ciudad y que ahora ya no
se necesitaban más, esos contratistas iban a cavar un número de canales. Este
trabajo inició en 1805 y se volvió considerablemente largo , siendo terminado en
1821. Los nuevos canales, entonces, no habían obtenido la profundidad y la
anchura que se había establecido en el contrato. El objetivo principal con esos
canales era por un lado embellecer la ciudad y por el otro transportar
fuera el agua de las alcantarillas. Ésto no lo puedo soportar los delgados
canales que se construyeron al inicio. Es por ello que los nuevos canalas se
ampliaron varias veces durante diferentes periódos, teniendo cómo último
registro de 1882 a 1884.*


Con un poco de información acerca de los canales, les platicaré que ayer nos fuimos a dar una vuelta pedalenado un bote, por el canal de la ciudad. Mi amiga Lili ahí aduvo de encandiladora y alborotadora para darle el paseo, así que fue a preguntar cuánto costaba el dichoso viaje. Se nos hizo un precio razonable 130 coronas por la hora, y 80 la media. Así que pensamos, ok vamos con tres niños y nosotras que iremos al "volante", capaz que salimos al primer puente y luego regresamos y ya se nos fueron los 30 minutos; mejor la hora y así usamos el tiempo tranquilamente. Oí oí oí!! a los 15 minutos ya estábamos sufriendo las consecuencias, jajajaja el dolor de las piernas al pedalear continuamente hacía estragos. Y pensamos - nos faltan 45 minutos. Bueno pues ya vamos por aquel lado, pero sentímos como que el agua esta subiendo, o bueno esa parte del canal estaba más pesada. Así que decidimos regresar y pedalear hacia el otro lado del canal. Pasámos más puentes y vimos muchas familias de patitos por ahí. Los niños la pasaron genial, lo bueno fue que se quedaron súper tranquilos, pero ya casi cuando teníamos que regresar empezaron de inquietos, tanta maravilla no podía ser cierta así que nos urgía llegar al muelle sino seríamos patos en el agua.
Conclusión: la vuelta vale bastante la pena y se puede hasta llevar un lunch o botanas, algo para beber y así hacer un picnick en el bote. Después de casi 5 años de vivir acá fue la primera vez que nos animamos a subir al bote. Pero nunca es tarde!

Eso sí, hoy amanecí con un dolor de los mil demoños!!




Información tomada de aquí y traducida al español por mí.

5 comentarios:

Liv dijo...

Hola!
Fijate que tambien hay de esas cosas por aca, y no se me escapan este verano sin irme a pasear!

Saludos!

Freddy dijo...

Que interesante lo que cuentas de los canales. Y que bueno que se divirtieron en el bote, pedaleando, pero felices, jejeje.

La Negra dijo...

unos dias a la semana haciendo eso y vas a tener unas piernas de envidia, jejeje

Implicada dijo...

Estoy leyendo "El maravilloso viaje de Nils Holgersson" y hay varios relatos como el que poner sobre algunas regiones y ciudades de suecia, muy lindo!

saluditos y abrazos!

Angelica dijo...

Maga se ve entretenido esto, eh? y cuantas personas caben dentro, pregunta mi man que trabaja en malmö O_o ....

Besos y que lo sigas pasando bien!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails