viernes, junio 26, 2009

La falta de costumbre

...del verano hace estragos. Así es, esta semana ha hecho un buen clima en rumbos malmeños, por lo que decidimos salir por la mañana e ir a las librerías de la ciudad. Nuestro objetivo la tienda de ciencia-ficción para mi H marido y la librería normal; sección para niños. A Luna se le metió la idea, no se de dónde, que quería un libro acerca de caracóles.

El punto es que cómo hacía un calor espantoso, de esos que uno siente el cuerpo como chicloso y que dan ganas de estar remojándose todo el santo día dentro del agua; decidí que sería una opción ideal para ponerme ese vestidito que me había comprado hace tiempo y andar con mis patas al aire, que bien necesitaban un poco de sol. Oh oh, error. Cuando salímos de casa, el viento empezó a hacer de las suyas y a juguetear con el vestido. Demonios!! -pensé. -Si ahora cambio de opinión me la harán de jamón H y Luna, además el bus se irá, ush!!!

Me llené de valentía y decidí continuar con la hazaña, jajaja. Es que siempre me ando quejando de que sí una trae un vestido o una falda, y se sabe de antemano que se corre el riesgo de un pequeño accidente, no se debería de usar. Total, me uní al club. Todo iba bien, hasta que bajamos del bus; cerca de la librería está a unos cuantos kilómetros el mar y por consecuencia el viento es más fuerte. Imagínenme agarrándome literalmente las enaguas para que no se viera más de lo permitido. Mi H marido se empezó a reír maliciosamente de mí, luego Luna siguió e intentó darle una manita al viento. En plena acera me levantó el vestido. Yo estaba muerte de pena, y dije trágame tierra. No lo disfruté para nada. Cuando íbamos a pasar la calle, mientras esperábamos que el semáforo cambiara a verde, sale H con que unos tipos de un carro me estában viendo las piernas :S . Pues más me prendí, jajaja no veía la hora en tomar el bus de regreso a casa. Es tan incómodo el asunto, y de repente ví a todas las chavitas, señoras en la ciudad sin pena alguna, ellas disfrutando de enseñar la pierna al aire. Pero es que parecía que me "bajaron del cerro a tamborazos". Horror!
Moraleja, hagan caso a sus instintos de pudor :P

8 comentarios:

Liv dijo...

Te paso el tip ochentero!

Con eso de que los ochentas están de vuelta, puedes ponerte unos leggings cortos debajo de tu falda, así cuando el viento haga de las suyas pues no te da pena.. :)
Asi le hago yo!

Saludos!

Implicada dijo...

Uiiii!
esa Maga Monroe!

Jules dijo...

hhahaha ya me imagino al otro todo botado de risa hahaha

vaya bueno lo chido fue que estrenaste tu vestido nena ;)
besos!

eMe.Hå dijo...

jajajaja esa Luna! mira que subiendote la falda! jejejeje


nice shoes =)

Freddy dijo...

lol! Que comico fue todo! Mira, ya lo pasado pasado, asi que lo bonito es que te quedara esa anecdota curiosa. Animo Maga.

La Negra dijo...

Pues con el calor de inglaterra se me ocurrio ponerme falda y se me rozaron los muslos del calor que hacia sufri mucho... lo de los leggins es una excelente idea tambien...

maga dijo...

Liv: Sí, pensé en eso pero no tengo leggins, y deberían ser un must! jiji

Implicada:Qué alcantarilla, ni que nada! :P jaja

Jules: Sí wey además con eso que luego te ven con cara de extrañez ;S

MH:Sí es una aprovechada, luego semete debajo de mi falda para hacer trenecito, jeje

Freddy: Huy sí que es una cosa cómica jiji!

La Negra: Hola, gracias por el comentario. Entiendo perfecto que se rosen los muslos, es que el calor es pegajoso asi chicloso horrendo :S Un saludo hasta Inglaterra :)

Conny dijo...

Hola Maga!
Ya hacia un buen que no venia, bueno si venia pero estaba protegido tu blog, me da gusto poder seguir leyendo tus aventuras!
Jiji que risa con la "bajada del cerro a tamborazos" pues hay que entrarle a la civilizacion mi Maga!! :)
Tu no te acongojes y ponte tus mini vestidos, que se te deben de ver bien. Asuecate tantito y ya!

Besitos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails